Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Metaverso-Teatro-RealEl Teatro Real estrena el metaverso
INAEMRevolución en Cultura y el INAEM
Por Publicado el: 17/02/2023Categorías: Sin categoría

Crítica: Alcina con Minkowski, recuperación de la ilusión

Alcina con Minkowski, recuperación de la ilusión

“Alcina” de Haendel. Magdalena Kozená, Anna Bonitatibus, Elizabeth Deshong, Erin Morley, Valerio Contaldo, Alex Rosen, Alois Mühlbacher. Les Musiciens du Louvre. Marc Minkowski, dirección musical. Auditorio Nacional. Madrid, 15 de febrero.

“Alcina” es una de las óperas más representadas de su autor tanto en el extranjero como en España últimamente. Así se ha podido ver en  Madrid (Teatro Real en 2015 y Auditorio Nacional con DiDonato en 2014), Barcelona, Bilbao, Oviedo, Valladolid y Pamplona. Ello a pesar de la larga duración de más de tres horas y media de la obra que Haendel dio a conocer en Londres relanzando su carrera. Prácticamente una sucesión de recitativos y arias, con algunas páginas orquestales y sólo tres números corales y al final un terceto. Pero, ¡que maravilla de música si se sabe interpretar! Y eso es lo que Marc Minkowski logró, hasta el punto de alcanzar uno de los mayores entusiasmos de público en el admirable Ciclo Barroco del CNDM en el Auditorio Nacional y sin cortar una nota de la larga partitura, ni siquiera el ballet final del acto segundo. Para que ocultarlo, los críticos acabamos hartos de tanto concierto a los que asistimos y muchas veces uno se pregunta si es que ha perdido la ilusión por la música pero, cuando se asiste a una jornada como la presente, queda claro que no se ha perdido, sino que abunda la rutina.

Alcina-Minkowski-saludos

Saludos en “Alcina” con Minkowski

Un lujo, con una plantilla orquestal sin escatimar medios y un coro de ocho voces para esas tres contadas y reducidas intervenciones. Minkowski consiguió que la atención no decayese un minuto, sentado pero con una admirable vitalidad. Por cierto, si tienen ocasión busquen los videos de la producción de Christof Loi y Gianluca Capuano con Cecilia Bartoli y Philippe Jaroussky como Alcina y Ruggero en la Ópera de Montecarlo el mes pasado. Otro admirable ejemplo de cómo ofrecer “Alcina”.

En el reparto sobresalieron claramente Magdalena Kozená como Alcina y Erin Morley como Morgana. Para ambas las mayores ovaciones de los asistentes. La primera poniendo sentimiento y toda la carne en el asador en “Ah! mio cor!” y el resto de sus intervenciones. La segunda, soprano habitual en EEUU y muy poco frecuente en Europa -cantó una Gilda en Valencia hace años- por la compenetración con el repertorio y la limpieza vocal. Verdaderamente gozosas sus arias “”Ama, sospira” con un ejemplar acompañamiento de la primera violín y “Credete al mio dolore” junto al chelo. Defraudó algo Anna Bonitatibus en la conocida página “Verdi prati”, quizá habituada ya a otros repertorios más pesados, y también estuvo a menor nivel el tenor Valerio Contaldo, mientras que convencieron el contratenor Alois Mühlbacher, la mezzo Elizabeth Deshong y aún más el bajo Alex Rosen.

Una tarde-noche para disfrutar enormemente de la música bien servida. Gonzalo Alonso.

Vean aquí reportaje de Alcina en Monaco

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

titulo

banner-calendario-conciertos

calendario operístico 2023