Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Georg-Zeppenfeld.-Attila.-Semperoper-DresdeCrítica: Attila en la Semperoper de Dresde
Escena-de-La-Valquiria-c-Dresden-StaatsoperCrítica: Christian Thielemann dirige La Valquiria en la Semperoper de Dresde
Por Publicado el: 09/02/2023Categorías: En vivo

Crítica: Ainhoa Arteta y Ramón Vargas en el Teatro de la Zarzuela

Ainhoa Arteta a por todas

Obras de Chueca, Sorozábal, Moreno Torroba, Giménez, Guridi, Valverde, Carmena, Serrano y Penella. Ainhoa Arteta y Ramón Vargas, cantantes. Javier Carmena, piano. Teatro de la Zarzuela. Madrid, 6 de febrero.

Vargas-Arteta-y-Carmena.-Teatro-de-la-Zarzuela

Vargas, Arteta y Carmena. Teatro de la Zarzuela

Era el 27 de febrero del pasado año cuando Ainhoa Arteta se presentó junto a los mismos Vargas y Carmena y en el mismo escenario para realizar su reaparición tras una grave enfermedad y serios problemas personales. Escribí entonces: “Estaba, guapísima en sus dos llamativos y espectaculares vestidos, casi como antes. Con sus virtudes y defectos. Así los filados en piano en los finales o la ininteligibilidad de los textos. Con algo menos de fiato y volumen. Pero no es cuestión de analizar como si fuese una actuación normal. Era su vuelta, un primer paso tras unos meses de dolor y zozobra física y emocional, y hay que acompañarla con el mismo cariño que lo hizo el público y el pianista acompañante Javier Carmena”. Ha pasado un año y Arteta sigue en la lucha por recuperarse, como ella misma lo dijo en varias ocasiones. Hace bien en luchar y en afirmar sin ambages que está más fuerte que nunca y que habrá Arteta por mucho tiempo. No hizo tan bien en referirse a quienes piensan o quieren verla acabada. Ha pasado un año y, efectivamente, queda camino por andar, sobre todo a la hora de controlar la emisión y evitar frecuentes destemplanzas, pero fiato y volumen han mejorado. Esperemos que la recuperación sea total, como lo es la presencia física, apoyada en esta ocasión por dos imponentes vestidos y preciosos mantones.

Fue muy aplaudida en su primera intervención, “Pobre chica la que tiene que servir”, pero lo fue mucho más a continuación Vargas al terminar la romanza de Teháe de Sorozábal, como lo volvió a ser al final en “La roca fría del calvario” de “La Dolorosa”. Y es que el tenor no tiene nada que recuperar, aunque los años no pasen en balde y, como él mismo reconoció, no haya frecuentado la zarzuela y sólo cantado en su vida un par de romanzas famosas. Ambos se dirigieron al público en varias ocasiones, para avisar de cambios de orden en el programa como para trasladar la amistad y cariño que les une desde décadas. Fue entonces cuando yo recordé mi primer encuentro con Ainhoa, que fue en Verona, cuando era desconocida, y buscaba la protección de Plácido Domingo. Luego vencería en Operalia en París en 1993.

Ainhoa estuvo especialmente bien en “Sierras de Granada” de “La Tempranica” pero, sobre todo, en su propina: la gran escena de Salud “Vivan lo que ríen” de esa “Vida breve” que habrá de abordar pronto en el Maestranza de la mano de Giancarlo del Monaco. Allí, cantando tumbada en el suelo, volvimos a sentir la artista que es y que, sin duda, trasladará al personaje en Sevilla. Ambos terminaron cantando con entrega el dúo de “El Gato Montés”. ¡Ánimo, trabajo y suerte, Ainhoa! Gonzalo Alonso

Un comentario

  1. Maria Gracia Vilades 11/02/2023 a las 13:55 - Responder

    Canta molt be aquesta nota. Ha passat enfermeras, pero s’ha refet i acctua correcte.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

titulo

banner-calendario-conciertos

calendario operístico 2023