Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Faust-e-Il-giardino-armonico-c-A.-BofillCrítica: Il Giardino Armonico, un genio del violín y una genial violinista 
Equipo-artistico-Adios-a-la-bohemiaCrítica: Adiós a la bohemia en el Teatro Victoria Eugenia
Por Publicado el: 22/12/2022Categorías: En vivo

Crítica: David Afkham dirige ‘Elías’ con la Orquesta y Coro Nacionales

A lo grande

Obra de Mendelssohn. Ilse Eerens (soprano), Stefanie Irányi (mezzosoprano), Siyabonga Maqungo (tenor) y Konstantin Krimmel (barítono). David Rabadán Hernández (niño solista). Solistas del CNE (Margarita Rodríguez, Francisca Calero, Beatriz Oleaga y Rosa Ramón). Orquesta y Coro Nacionales de España. Dirección del CNE: Miguel Ángel García Cañamero. Dirección musical: David Afkham. Auditorio Nacional, 18 de diciembre

Iranyi-Eerens-Afkham-Krimmel-Maqungo.-OCNE

Irányi, Eerens, Afkham, Krimmel, Maqungo. OCNE

Mendelssohn ha recibido en España siempre mucha atención en un grupo de obras selecto y muy poca en otra serie de partituras que, al escucharse, se piensa inequívocamente en el motivo de que no tengan mayor espacio en el repertorio central. Elías es una de ellas, un oratorio algo deudor de Haydn, que aúna el tratamiento de la voz de La pasión según San Mateo de Bach con una admiración evidente a las estructuras dramáticas de los oratorios händelianos. A pesar de todo ello, el compositor consigue incluir innovaciones, rincones, matices que subrayan la perspectiva del pensamiento romántico, con una oscuridad en la paleta tímbrica impensable tres décadas antes. Es el trabajo, resumiendo, de un genio que sabe filtrar las estéticas para quedarse con las intensidades de otros tiempos y sumar las propias.

Para la despedida del año 2022 de la Orquesta y Coro Nacionales de España se escogió este oratorio, tan querido por algún que otro antiguo director de la formación, y mediante el cual toda la OCNE puede emocionar y lucirse a una misma vez: por empaste y dutilidad, el coro; por sonoridad y atmósferas, la orquesta; y por conocimiento del estilo y gesto para transmitirlo, el propio Afkham. Los solistas supieron adecuarse a sus papeles, destacando de forma especial Siyabonga Maqungo, un tenor de los de voz carismática, de timbre terciopelo y fraseo natural, que no precisaba más de un arco melódico para dar lección de estilo de canto. El Elías de Konstantin Krimmel fue seguro, denso, con presencia dramática y volumen suficiente. Suyo fue el gran momento del oratorio, el “Est ist genug!”. Intervenciones correctas de Ilse Eerens y Stefanie Irány. Muy hermosas (por candor, por pertinencia sonora, por empatía) las breves apariciones de David Rabadán Hernández, un niño que no acusó ni un ápice de nerviosismo y que disfrazó de sencillez un fragmento comprometido.

En cualquier caso el protagonismo era, obviamente, para el coro, con intervenciones matizadas, mucho trabajo de empaste y una buena planificación por secciones. Los guiños a Bach con el lenguaje fugado fueron elegantes y no perdieron claridad ni pronunciación. Las cuatro solistas cumplieron sobradamente. Por su parte Afkham se centró en las posibilidades expresivas de una obra de estas características, sin abusar del volumen y con una gradación dinámica menos extensa de los esperado, lejos de los extremos pero variada. La ONE respondió con entrega y gusto por la obra, consiguiendo algunas de las ovaciones más intensas de la temporada. Mario Muñoz Carrasco

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

titulo

banner-calendario-conciertos

calendario operístico 2023